casa de campo en la costa brava en la revista AD

Decoración de casas de campo: claves

Con las vacaciones a la vuelta de la esquina son muchos los que ya ultiman los detalles y preparan las maletas para instalarse unos días en la playa pero también son muchos los que eligen las casas de campo como su opción favorita para disfrutar de las merecidas vacaciones estivales.

Las casas de campo tienen aquel encanto especial que las convierte en espacios irresistibles, una decoración única, materiales de gran valor estético, calidez y estilo inigualables.

¿Cuáles son las claves para decorar con personalidad las casas de campo?

 

Los elementos estructurales y arquitectónicos originales de las casas de campo

Nos facilitan el trabajo, sin tener que mover un dedo: las vigas de madera, paredes de piedra, techos abovedados, suelos de barro cocido… Déjalos a la vista, no los ocultes tras falsos techos o paredes de pladur de reciente fabricación, es uno de los encantos principales de este tipo de viviendas.

A diferencia de las casas y pisos urbanos, en los que la entrada o recibidor se diluye para formar parte de estancias específicas, en las casas de campo, las entradas cobran especial protagonismo. La primera impresión cuenta y mucho, un acogedor recibidor, amplio y cálido nos da la bienvenida de manera especial: un banco antiguo de madera restaurada, herramientas de campo, un perchero de pie o de pared, una buena cesta con flores o leña, -aunque en verano no vayamos a utilizarlo-, nos ayudará a transmitir y contagiarnos de la esencia de las auténticas casas de campo.

Trata de potenciar al máximo la luz natural.

Aunque, en muchas ocasiones, las casas de campo cuentan únicamente con pequeñas ventanas, es necesario potenciar la luminosidad con la utilización de elementos y trucos que lo favorezcan: tejidos naturales en colores claros y luminosos, complementos y accesorios de fibras vegetales con los que aportarás mayor sensación de calidez, en contraste con las estructuras de piedra, cortinas y visillos ligeros en algodón o lino…

Las cocinas se convierten en el corazón de las casas de campo.

Suelen ser espacios de grandes dimensiones, en los que la familia se reúne para preparar recetas en compañía, disfrutar de charlas y momentos de ocio y diversión, alrededor de un buen guiso. Procura mantener la cocina como centro neurálgico de la casa, elige una gran mesa y confortables sillas para que podáis sentiros cómodos durante las largas sobremesas de vacaciones y no tengas miedo cuando toque reformar por completo la cocina, puedes seguir en la línea más tradicional o rústica o elegir una propuesta más contemporánea, utilizando materiales como el cemento pulido o el hormigón combinado con la madera, para crear un espacio igualmente confortable, sin perder la esencia que los caracteriza.

Una antigua alacena, aparador o buffet de estilo rústico te ayudará a diseñar una cocina de campo, auténtica y funcional. No te olvides de los pequeños accesorios con encanto que te permitirán disfrutar de una cocina de campo única y con estilo: antiguos sifones, una báscula original, planchas de hierro o piezas de cerámica y cobre compradas en un mercado de almonedas.

La chimenea: el centro neurálgico del salón en las casas de campo.

Procura tenerla siempre en buenas condiciones, tanto a nivel funcional como estético, pues se trata del elemento clave sobre el que girará la totalidad del espacio. Y, aunque en verano no lo utilices, te ayudará a crear un ambiente más que acogedor.

Si la superficie te lo permite, puedes diseñar distintos ambientes en el mismo salón: una cómoda zona de estar, para charlar y disfrutar de la familia o los amigos, un rincón de lectura, con unos cómodos sillones o chaise longue, incluso una zona equipada con una mesa y unas sillas para divertirse con juegos de mesa, cartas, etc. ¡Seguro que más de uno recuerda las fabulosas tardes de tormenta de verano, jugando al Monopoly, al Cluedo o al Risk, junto al resto de la familia!

Textiles

Elige textiles que multiplique la sensación de confortabilidad del salón para cojines, plaids, mantas y, por supuesto, no te olvides de las alfombras; recuerda que siempre deben cubrir la totalidad del área en la que van destinadas. Utiliza los pequeños complementos y textiles para añadir un detalle de color al salón.

Dormitorios

Los dormitorios de las casas de campo siempre transmiten una especial sensación de relajación y bienestar que las convierte en un auténtico oasis de paz. Decántate por un tipo de decoración natural, en la que la madera es la gran protagonista. Un dosel o mosquitera te ayudará a prevenir las picadas de los molestos mosquitos, además de añadir un toque romántico a la habitación. Viste la cama con tejidos naturales en colores claros y decórala con muchos cojines y almohadones para crear una sensación de confortabilidad máxima.

Iluminación

La iluminación de los dormitorios de las casas de campo debe ser tenue y cálida, utiliza pequeñas fuentes de luz sobre las mesillas de noche, guirnaldas decorativas que abracen tu cabecero y elementos orgánicos como ramas y troncos para crear una decoración original muy apropiada para este tipo de espacios.

Los baños

Probablemente, los baños de estilo rústico de las casas de campo son una de las opciones más atractivas. Elige materiales naturales para utilizar en las distintas superficies del baño: un lavamanos de piedra sobre una encimera de madera, un bañera de patas exenta o una ducha doble bien equipada te ayudará a crear un pequeño spa en casa, para relajarte y disfrutar de cada segundo de tus vacaciones.

En cualquier espacio de las casas de campo debes procurar integrar al máximo el interior y el exterior. ¡Conecta con la naturaleza y olvídate del trabajo, el estrés y la gran ciudad, desde el primer momento!

 

¿Qué prefieres, el campo o la playa? ¿Te gusta la decoración de las casas de campo? 

Foto de la portada vía revistaad.es

 

No hay comentarios

Publicar un comentario