cestas de mimbre como maceteros

Decorar con cestas de mimbre

Seguramente pensarás que los elementos decorativos fabricados en fibras vegetales como las cestas de mimbre, por ejemplo, son piezas de marcado estilo rústico pero ¿realmente es así?, te preguntas o ¿cómo puedo utilizar cestas de mimbre para decorar mi baño contemporáneo?, entre otras cosas.

Puedes hacerlo para decorar tu baño, salón, cocina, recibidor o dormitorio, sea del estilo que sea. Aunque la esencia de las cestas de mimbre puede parecer excesivamente rústica, se trata de elementos naturales que puedes usar en cualquier espacio, sea rústico, contemporáneo, nórdico, clásico o industrial.

Cestas de mimbre, el complemento ideal: orden y funcionalidad

Las cestas de mimbre, además de aportar naturalidad y frescura a la estancia en las que las coloques te ayudarán a mantener el orden de los objetos que necesitas tener más a mano.

 

En el recibidor

Utilízalas para el recibidor: en función del tamaño que elijas podrás usarlas de paragüero, -si se trata de una pieza vertical- o, en el caso de las más pequeñas, para guardar el correo, las llaves o las monedas, cuando llegas a casa, sobre una consola o estantería.

 

En el salón

En el salón, puedes colocar cestas de mimbre para sustituir el clásico revistero, para dejar a mano y siempre localizables los mandos a distancia –ya sabemos que en muchas ocasiones es difícil encontrarlos- o, simplemente como objeto decorativo, sobre la mesa de centro, por ejemplo.

 

En la cocina

Utilízalas en la cocina para compartimentar el espacio destinado a las especias o como sistema de almacenaje independiente para pastas, arroces y legumbres, por ejemplo. También pueden servirte para ordenar cucharas de madera u otros utensilios culinarios.

 

En el dormitorio

En el dormitorio principal, puedes elegir cestas de mimbre de grandes dimensiones, a modo de baúl, para guardar las mantas o los cojines y, en el dormitorio de los niños te será muy útil para que dispongan sus juguetes, libros y complementos de dibujo, de forma ordenada. Acostúmbrales a guardar todas sus pertenencias en sus cestas de mimbre, ¡a diario!

 

En el baño

En el baño, se convierten en el complemento ideal: utilízalas para guardar las toallas, los productos relacionados con la higiene diaria, jabones, geles y pequeños electrodomésticos. Evita el desorden y el caos utilizando estos elementos, funcionales y decorativos.

 

En la terraza

Las cestas de mimbre son un elemento multifuncional que también puede usarse en el exterior como maceteros para plantas aromáticas, para almacenar naranjas y limones para el zumo matutino u ordenar elementos que usamos diariamente en el cuidado de nuestra terraza, plantas y flores. Si les damos la vuelta, también funcionan como una pantalla original para las luces de nuestra terraza. ¡Manos a la obra!

¿Cuál es el uso más original que le has dado a las cestas de mimbre en tu hogar? 

 

Foto de portada vía electriceyes.com.au

 

No hay comentarios

Publicar un comentario