Cómo instalar suelo radiante en casa para disponer de una óptima temperatura en invierno

Cómo instalar suelo radiante: ventajas e inconvenientes

Aunque estemos en pleno verano y seguramente te planteas la instalación de aire acondicionado, ya que las temperaturas no paran de subir y empieza a hacer un calor sofocante, si estás inmerso en la reforma de tu nueva casa o valoras la posibilidad de hacerlo, no descartes la opción de instalar suelo radiante, un sistema de calefacción que te permitirá obtener un gran confort y ahorro energético. Seguramente te preguntas, cómo instalar suelo radiante… ¿Cuáles son sus ventajas y cuanto me puede costar? En este artículo vamos a desgranar en qué consiste este sistema de calefacción, porqué deberías instalarlo y valorarlo en el presupuesto reforma de tu vivienda. Si quieres hacerte una idea de qué te puede costar abre You Can Deco app, introduce los metros cuadrados de tu vivienda y en un par de clics descubre el coste aproximado de esta partida.

Cómo funciona un sistema de calefacción por suelo radiante

La explicación es muy sencilla. Se trata de una red de tubos de polietileno reticulado que se instalan bajo el pavimento y una capa de mortero que sirve de autonivelante, por donde circula agua caliente a una temperatura de entre 30º C y 45 º C.

Cómo instalar suelo radiante

Si vas a hacer obras en casa la instalación es también muy sencilla, ya que se utilizan elementos prefabricados sobre los que se colocan las tuberías por las que circula el agua caliente procedente de un sistema de generación de calor. También existe el suelo radiante eléctrico, un sistema de calefacción que consiste en integrar en el suelo un elemento calefactor, que puede ser de tres tipos: cable calefactor, mallas radiantes o folio radiante. La integración de cualquiera de estos tres elementos en el suelo de una vivienda o local, provoca un cerramiento que induce a la emisión de calor por irradiación y permite calentar los espacios de abajo hacia arriba mejorando la sensación de confort y el ahorro energético.

Por qué se trata de un sistema de calefacción eficiente

-Se utiliza una temperatura de impulsión de agua muy baja (30-45ºC) comparado con los sistemas de radiadores tradicionales que alcanzan los 80-85ºC.

-Si además instalas un sistema de bomba de calor, se puede utilizar como suelo refrescante en verano.

-Al trabajar con temperaturas próximas a la ambiental se generan menores pérdidas en las conducciones.

-Se trata de un sistema que respeta el medio ambiente, debido a su bajo consumo.

-Al eliminarse totalmente las molestias que ocasionan los otros sistemas de calefacción -corrientes de aire, estratificación. sequedad, etc.-, se convierte en una propuesta que proporciona un gran confort a los usuarios.

¿Qué debo tener en cuenta antes de instalar un suelo radiante?

 

Inversión inicial alta

En combinación con otros sistemas de calor eficientes, requiere de una inversión inicial alta, con respecto a los tradicionales como los radiadores aunque, a corto plazo el retorno de la inversión se hace patente.

¿Estoy mucho tiempo en casa?

Se convierte en la opción ideal para viviendas con una ocupación horaria alta, ya que se trata de un sistema adecuado para trabajar de forma continua, gracias a una elevada inercia térmica. Por el contrario no resulta tan efectivo en hogares en los que se debe encender y apagar la caldera a diario.

Estructura del suelo

Precisa una altura de recrecido del suelo considerable por lo que no se puede instalar en todos los casos. Un estudio previo mostrará si es posible hacerlo, o no.

Tras la explicación de cómo instalar suelo radiante, piensa en el próximo invierno, -aunque te parezca imposible-, e imagínate caminando descalzo por tu nuevo sistema de calefacción por suelo radiante. ¡Una auténtica gozada!

Foto de portada vía standardhidraulica.com
No hay comentarios

Publicar un comentario