Corcho como revestimiento paredes

Corcho: mil y una aplicaciones, de carácter ecológico y sostenible

Varias décadas atrás el corcho era un elemento muy utilizado en el segmento de la construcción, especialmente como aislante térmico en paredes, suelos y techos para convertirse en la actualidad, ya en el siglo XXI, en un imprescindible también a nivel decorativo.

Si prestas especial atención a la sostenibilidad y ecología, también en decoración, el corcho se convertirá en tu gran aliado. Se trata de un material económico, ligero y muy resistente, además de reciclable y biodegradable.

Un material totalmente natural propio del mediterráneo que se consigue gracias a la extracción de la corteza exterior del alcornoque, un árbol de hoja perenne originario de tierras mediterráneas: Portugal, España, Italia y el Norte de África e Italia son sus mayores productores y exportadores.

El alcornoque es el único árbol cuya corteza se regenera anualmente, por lo que su extracción se hace posible aprovecharla sin dañarlo, convirtiendo al corcho en un material 100 % natural, totalmente reciclable y biodegradable. Del mismo modo, su proceso de elaboración no genera residuos ni es contaminante.

Mobiliario, lámparas y complementos fabricados en corcho

 

La Cork Family diseñada por Jasper Morrison para Vitra está formada por tres componentes diferentes, que pueden utilizarse tanto de taburete como de mesita auxiliar, fabricados en corcho, por lo que  ofrecen gran estabilidad. Las propiedades naturales del corcho lo convierten en un material relativamente ligero, muy resistente y con un agradable tacto aterciopelado, imprescindible.

Corcho como mobiliairioFoto vía Vitra

 

El mundo del diseño global se apunta también a la moda del corcho con grandes creaciones como la chaise longue “Cortiça” diseñada por Daniel Michalik, la colección Ayers Cork de Albertina Oliveira, premiada en 2015 con el galardón de Bronze del A’Design Award, la silla Corkigami, diseño del estudio español de Carlos Ortega o las luminarias Coupoles de la marca italiana Seletti, buenos ejemplos de piezas fabricadas en corcho con las que este material, económico, ligero y flexible, se ha ganado un hueco en el mundo de la decoración.

Corcho como mobiliairioFoto Ayers Cork de Albertina Oliveira

 

Incluso el gigante de la decoración Ikea se ha atrevido a crear una línea en la que el corcho es el material protagonista. Junto a la prestigiosa interiorista británica Ilse Crawford, Ikea nos propuso la colección Sinnerling, 30 piezas de complementos y mobiliario de corcho.

Corcho como mobiliairioFoto vía Ikea

 

Aplicaciones del corcho

 

Paneles

Una de las aplicaciones más habituales del corcho es en forma de paneles con los que es posible componer distintos tipos de estructuras, para construir elementos especialmente diseñados para la oficina o la zona de trabajo, como pieza para colgar fotografías o notas, a modo de recordatorio. En distintos acabados, en natural, barnizado o teñido el corcho se convierte en la opción ideal para habitaciones infantiles y áreas de estudio con las que decorar de forma ecológica y sostenible.

Corcho como revestimiento paredesFotos vía jpscorkgroup

 

Revestir paredes

Utilízalo, además, para reformar tu habitación y revestir completamente sus paredes, por su condición ligera y sus cualidades aislantes podrás disfrutar de un revestimiento decorativo y funcional que además podrás colocar tú mismo. Podrás encontrarlo en forma de planchas, losetas o tiras que pueden enrollarse.

Suelos

Probablemente habrás visto en muchas ocasiones suelos de corcho en su aspecto más natural, especialmente en aquellas viviendas reformadas durante las décadas de los 70 y 80, pavimentos que han sido desechados para dar paso a otras propuestas decorativas más actuales.

Corcho como revestimiento suelosFoto vía Haro

 

Gracias a las innovaciones tecnológicas, el corcho también se renueva para formar parte del universo de suelos contemporáneos, en formatos pulidos, que lo han convertido en un material idóneo para pavimentar el suelo de cualquier espacio, gracias también a las características de este material: un gran aislante térmico, apenas necesita mantenimiento y no se deforma con facilidad. Si lo utilizas como pavimento disfrutarás de una superficie que ofrece una pisada cómoda y silenciosa además de antideslizante, por lo que se convierte en la propuesta ideal para utilizar también en el baño.

Revestimiento mobiliario

Un material que no conoce fronteras ni límites, el corcho ha llegado también a la cocina para utilizarse en la fabricación del mobiliario, frentes de armarios, incluso cajones, en lugar de la tradicional madera, laminados, acero o lacados, para aportar una nota de tendencia ecológica al espacio. Eso sí, si eliges esta opción para la reforma de tu cocina debes tener en cuenta que aunque se trata de un gran aislante térmico, no es impermeable al vapor por lo que será necesario aplicarle un tratamiento específico para evitar que se estropee en un espacio de las características de la cocina o el baño.
Ya sea para ambientes de corte actual o nórdico, el corcho puede utilizarse también en ambientaciones de estilo clásico, creando un espacio armónico, natural y desenfadado.

Propuestas Do it yourself

Y, para los amantes del universo DIY, el corcho se ha convertido en uno de los mejores aliados para diseñar y crear multitud de propuestas decorativas, especialmente en el reciclaje de tapones de corcho, reutilizados en forma de originales y divertidos objetos y complementos.

Foto de la portada vía jpscorkgroup.com

 

No hay comentarios

Publicar un comentario