Decoración habitación infantil según el método Montessori por Yu Can Deco

Decoración Montessori para niños: a ras de suelo

Seguro que te suena el método Montessori como método educativo, ¿verdad? ¡Pues claro! ¿Cómo no estar a la última si estás en todos los chats de whatsapp del cole y te llegan tropecientos mensajes al día con las últimas tendencias educativas… imposible que no te suene a menos que vivas en Marte… o seas soltera y te interese más la última tendencia en gintonics que la educación de las futuras generaciones.

Origen del método Montessori

 

Este método Montessori que ahora nos puede parecer tan revolucionario fue publicado en 1912 y abogaba por liberar a los niños de encorsetamientos y normas apostando por el desarrollo de su curiosidad y aprendizaje, a su ritmo, mediante prueba y error, sin normas muy estrictas ni mucha supervisión por parte de los adultos: una oda a la independencia y a la creatividad individual de cada niño desde que son bebés. Todo lo contrario a la tendencia actual de sobreprotección “no hagas esto, no te subas, ni se te ocurra mancharte, no pintes por fuera de la línea, aprende de memoria y recita..”

La doctora María Montessori fue la creadora de esta filosofía y método educativo que revolucionó el sistema educativo de principios del siglo XX ya que, en lugar de basarse en un sistema de normas rígidas, era un sistema pedagógico basado en la responsabilidad. El método Montessori se basa en generar las condiciones más propicias para desarrollar la libertad individual del niño para que éste, mediante su creatividad y aprendizaje, adopte la mayor independencia posible. El propósito básico de este método es liberar el potencial de cada niño para que se desarrolle sin supervisión constante en un ambiente estructurado.

¿Cómo es un espacio estilo Montessori?

 

Los espacios de estilo Montessori son ambientes que están decorados y distribuidos para fomentar el autoaprendizaje y creatividad sin necesitar la asistencia constante de los adultos y por lo tanto, su diseño se  basa en los principios de simplicidad, belleza y orden.

Crear un espacio bajo los preceptos del método Montessori no es complicado, solo basta con ponerse a la altura de un niño, siéntate en el suelo o estírate encima de la alfombra y entenderás como pueden interactuar con los diferentes elementos que conformen su habitación a medida que van creciendo. El objetivo es crear un espacio que respire armonía y que el niño sienta como su refugio en el que todo esté accesible y puedan experimentar sin peligro.

Ok, tengo claro “Libertad y armonía”…. pero si no sé ni cómo combinar mis calcetines ¿cómo decido qué colores combinan en paredes, materiales para el suelo o qué estilo de mobiliario encaja mejor? ¿Cuánto me costará montar una habitación estilo Montessori? Todo es más sencillo de lo que parece, puedes probar infinidad de combinaciones en You Can Deco app y descubrir cuanto te va a costar en un par de clics.

¿Cuáles son las claves para decorar un espacio inspirado en el método Montessori?

 

A ras de suelo

¡Sonríe!! Solo debes colocar un colchón en el suelo para que el bebé vaya aprendiendo a hacer la croqueta, para luego gatear y salir acceder fácilmente a su cama. Vas a ahorrar un buen dinero que no tendrás que gastarte en una cuna y tu hijo no tendrá barrotes como horizonte… ¿Pero será buena idea? Te preguntas cuando piensas en los minutos extras de sueño que te permiten esos barrotes… Con un poco de suerte, con la independencia de poder entrar y salir de la cama cuando le dé la gana se acabará el efecto gallo de las 6 de la mañana.

“Less but better” como decía Dieter Rams

La idea es no acumular y disponer de los elementos necesarios para que el niño pueda tener sus juguetes ordenados y practicar diferentes actividades en su cuarto: desde pintar, saltar, jugar a construir o leer. Mobiliario adaptable, a su altura y versátil para jugar y ordenar al mismo tiempo.

Calidad versus cantidad

Todos sentimos la tentación de colmar de regalos a los más pequeños pero no siempre acertamos con juguetes que estimulen su creatividad, curiosidad e ingenio. El método Montessori hace hincapié en las experiencias sensoriales, en las emociones que viven los niños al interactuar con los objetos y por ello, promueve el juego con elementos cotidianos como las llaves, los utensilios de limpieza, mediante el tacto con alimentos que usamos día a día o las experiencias musicales. Y no hace falta comprarle una batería último modelo, con potes de yogur y cartones de leche puedes crear un sistema de percusión barato y resultón!!

Tócame mucho

Potencia los materiales naturales que puedan chupar y morder sin peligro; mezcla diferentes texturas de pelos, plumas, superficies rugosas o lisas para que estimulen su imaginación y viste el espacio con textiles y cojines de diferentes tamaños para que ellos solos les encuentren usos diversos: ¡puf de día, cabaña de tarde y escondite mágico de noche!

Ante todo mucha seguridad

Puede que un espacio estilo Montessori te requiera un poco más de planificación que dormitorio infantil pensado para uso de un adulto porque tendrás que asegurar enchufes, cierres de ventanas así como los puntos de luz y cantos peligrosos pero una vez esté todo protegido, tu mente descansará y puede que incluso se te renueve alguna neurona. ¿No te tienta todavía? ¿Te atreves?

Belleza en los pequeños detalles

Los niños son como esponjas y aprenden de todo, incluso de lo que no te das cuenta. No te sorprendas si cualquier día ves que repiten uno de tus gestos, expresiones o maneras de hablar. Por ello es tan importante rodearlos de arte, de elementos bellos, de textiles agradables al tacto, de colores y gráficos que estimulen su imaginación. Y muchos libros, estanterías llenas de libros que se puedan tocar, compartir, pintar e imaginar juntos.

¿Espejito, espejito quién es el más guapo?

Puede que este elemento de decoración sea el que más te sorprenda pero uno de los elementos clave en los dormitorios estilo Montessori son los espejos colocados a la altura del bebé, cerca de su cama, para que vea su reflejo desde pequeño y aprenda a reconocerse.

¿Y tú, qué añadirías a una habitación infantil para que los más pequeños puedan desarrollar toda su creatividad y potencia emocional?

Foto de la portada Westhampton Beach House Playroom vía chango.co
No hay comentarios

Publicar un comentario