Dibujar un esbozo de tu casa vía pexel

Herramientas. ¿Cómo dibujar un esbozo de tu casa?

Aunque no hayas estudiado una carrera como arquitectura o diseño de interiores, hasta tú puedes dibujar un esbozo de tu casa o crear tu propio proyecto de decoración con You Can Deco app, casi para convertirte en el rey de las reformas. No se trata de una tarea excesivamente complicada, para empezar tan sólo necesitarás un papel, -preferiblemente cuadriculado-, un lápiz, una goma de borrar, una regla y un poco de paciencia. Si por casualidad encuentras por casa aquel escalímetro que te regalaron cuando hiciste la comunión, mucho mejor, aunque te enseñaremos a hacerlo sin contar con ello.

Evidentemente ya has tomado las medidas de cada espacio, si no lo has hecho y no sabes por dónde comenzar, repasa nuestro artículo ¿Cómo se mide una casa sin molestar a tu prima aparejadora? Antes de empezar, deberías adquirir unas nociones básicas del concepto escala, la forma de dibujar proporcionadamente, para trasladar las medidas a una realidad más pequeña.

En función del espacio que quieras dibujar, es aconsejable utilizar un tipo de escala u otra.

 

¿Cual es la escala más adecuada para dibujar un esbozo de tu casa?

 

Y, si en tu caso, necesitas crear un esbozo de la casa entera, hazlo con la escala 1:100 (si la vivienda es de grandes dimensiones) o 1:50 (en el caso de las que son de tamaño estándar); en la escala 1:100, cada metro de pared real corresponderá a 1 centímetro en el dibujo, cualquier regla te servirá para crear tu croquis como si fueras un experto profesional.

Si utilizas la escala 1:50, cada metro serán 2 centímetros. Si además cuentas con un papel milimetrado, en el que encontrarás cuadrados marcados, que representan centímetros y milímetros, casi lo podrás hacer con los ojos cerrados. En el caso contrario, un papel cuadriculado será también, la opción ideal.

Ahora sí, ya tienes las medidas de tu futura casa y sabes qué tipo de escala vas a utilizar. ¡Manos a la obra!

1-Realiza un primer esbozo a mano alzada, sin tener en cuenta las proporciones, con todas las medidas indicadas, para dibujar a escala, a continuación.

 

Empieza dibujando el perímetro de tu vivienda, -en su estado actual-, las paredes separadoras que diferencian cada estancia y marca las puertas y ventanas. Para las ventanas, puedes señalar una línea doble y para las puertas, un hueco en el que dibujarás una pequeña diagonal y el arco que indica el sentido de apertura de las mismas. Utiliza el lápiz para hacerlo, de modo que si te equivocas, podrás borrarlo fácilmente.

 

2-Termínalo dibujando los elementos estructurales que te pueden condicionar la distribución final como pilares, columnas, radiadores o chimeneas.

 

No te olvides de marcar los bajantes y salidas de humo que condicionarán la distribución de cocinas y baños, mediante una pequeña circunferencia, ni indicar los puntos de luz interruptores y enchufes. Lo deberás tener en cuenta para cualquier reforma y para calcular el coste final en el presupuesto reforma correspondiente.

Una vez hayas comprobado que lo has hecho correctamente, repasa las líneas de lápiz con un rotulador negro.

Has acabado la primera parte. Tómate un pequeño respiro y aprovecha para hacer unas cuantas copias de tu plano antes de proseguir, así podrás modificarlo, tantas veces como quieras, hasta encontrar la distribución ideal.

 

3-Marca con un rotulador rojo las paredes que pretendas tirar, -siempre y cuando sepas que sean tabiques y que se pueden eliminar sin causar desastres estructurales que afecten a todo el edificio-.

 

Utiliza el de color amarillo o azul para construir y/o compartimentar. Puedes utilizar un papel de calco o papel vegetal para dibujar los elementos que quieres modificar de modo que cuadren sobre el plano original.

En cualquier caso, ten en cuenta que para suprimir paredes necesitarás contar con un especialista, -interiorista, aparejador o arquitecto-, quien podrá determinar la viabilidad de lo que te gustaría hacer, explicarte o gestionar los permisos que necesitas para llevarlo a cabo.

Un plano de estas características te será muy útil para distribuir correctamente, cada una de las estancias. Juega con la colocación del mobiliario, – también utilizando la misma escala-, hasta que encuentres la fórmula perfecta, respetando los espacios y la fluidez de movimiento.

¡Ni se te ocurra coger un mazo y empezar a eliminar paredes sin asegurarte antes, de que es posible hacerlo!

Si eres de aquellos apasionados de la informática y las nuevas aplicaciones que han ido surgiendo en los últimos años, puedes utilizar herramientas gratuitas que te ayudarán a crear un plano, sin tener que usar un lápiz y escalímetro, solamente con el uso de un ordenador.

Hemos experimentado con Floorplanner, una manera sencilla de diseñar tu propio esbozo, tan sólo utilizando el ratón, en unos minutos. Cuenta con una amplia biblioteca de objetos con los que podrás equipar “virtualmente” tu vivienda de manera que podrás observar al detalle, las proporciones y disposición de cada pieza. De forma muy rápida y simple podrás diseñar cada espacio, añadir puertas, ventanas y elementos estructurales. Podrás visualizar, incluso, el plano en 3D. ¡Todo un profesional!

Eso sí, la versión gratuita se encuentra en inglés, por lo que necesitarás un poco de paciencia y práctica para aplicar correctamente todo lo que esta herramienta ofrece, en cualquier caso, muy intuitiva- a no ser que tengas un inglés aceptable, hecho que sin duda, te facilitará extraordinariamente el trabajo-. Sólo necesitarás registrarte añadiendo un mail y una contraseña. En el caso de Homestyler, podrás realizar tus dibujos, también de manera fácil y efectiva. Multitud de aplicaciones te permitirán modificar medidas, puertas, ventanas etc., en un solo clic. En este caso lo encontrarás en español y registrarse es muy sencillo.

 

Resumiendo, estos son los pasos que debes seguir:

1-Dibujar el perímetro
2-Dibujar las paredes interiores
3-Marcar las puertas y ventanas
4-Dibujar los elementos estructurales fijos
4-Señalar los bajantes y salidas de humos
5-Marcar los interruptores, enchufes y puntos de luz

¿Dispuesto a empezar?

 

Foto de la portada vía ©pexels.com
No hay comentarios

Publicar un comentario