Loft The Factory

Loft: espíritu artístico y vanguardista

“Vivienda tipo loft, totalmente reformada…” Seguro que en más de una ocasión has leído el principio de esta frase y, sinceramente no le ves la gracia que las inmobiliarias utilicen este concepto para definir un minipiso de 30 m2, en el que los diferentes ambientes comparten un mismo espacio, -excepto el baño, ¡menos mal!-.

¿Ese es el concepto real de un loft? ¿Es así como vivían los artistas neoyorquinos de mediados del siglo pasado? La respuesta es no. Nada que ver con la realidad.

La realidad es bien distinta. La crisis sufrida en los Estados Unidos en la década delos 50 produjo una desertización de espacios industriales, hecho que provocó que éstos fueran ocupados por estudiantes y artistas que convirtieron este tipo de superficies diáfanas en su vivienda y espacio de creación y trabajo, como alternativa francamente económica. Con el paso de los años este concepto ganó popularidad, hasta que restaurantes, galerías de arte y tiendas se instalaron en este tipo de construcciones tan peculiares, convirtiendo los loft, en una auténtica revolución urbanística.

Barrios como Brooklyn, el SoHo, Tribeca y el West Side, en Nueva York, se convirtieron en el epicentro de los primeros edificios de lofts, reconvertidos, hoy en día en viviendas de lujo, confortables y muy espaciosos. Una auténtica filosofía y modo de vida vanguardista, a la última.
Se trata de espacios multifuncionales, sin divisiones, en los que la cocina se encuentra totalmente integrada en el salón y el comedor, de forma que la luz natural consigue alcanzar hasta los rincones más escondidos, gracias a ventanales, lucernarios y otras aperturas que comunican con el exterior.

El tipo de decoración más apropiada para los loft permite diseñar espacios en los que no existen los límites; la creatividad está por encima de normas preestablecidas y convencionalismos, creando ambientes informales, desenfadados y con mucha personalidad.
En el caso de los lofts, el estilo que los define  va muy ligado a la estética industrial, permitiendo reproducir la esencia del concepto loft también en viviendas que no tienen por qué estar ubicadas en espacios de carácter fabril. (Descubre nuestro artículo Decoración de estilo industrial).

Claves para recrear la estética de un loft original

 

Materiales

Utiliza materiales originales de la construcción, como el cemento pulido para cubrir el suelo, las paredes de ladrillo y las instalaciones y tuberías a la vista. Conseguirás aportar un look industrial imprescindible para vestir este tipo de espacios.

Espacios diáfanos

Si te gusta el concepto de espacio diáfano y los ambientes integrados, en la medida de lo posible, elimina tabiques innecesarios para crear grandes superficies en las que distintos ambientes comparten el mismo espacio: cocina abierta al salón y comedor, dormitorio con baño y vestidor integrado, dobles alturas, etc. No te olvides de revisar el artículo Pared maestra, ¿la tiro o no la tiro?

-Sustituye las puertas tradicionales por aperturas más anchas en forma de arco o coloca puertas correderas para poder integrar o separar los distintos ambientes en un sencillo gesto, una de las características esenciales de los loft: disfrutar de espacios amplios y diáfanos, en lugar de las ambientaciones y estancias compartimentadas, más tradicionales.

-Divide los espacios de forma conceptual utilizando cambios de nivel, muros a media altura o estructuras originales creadas con lamas de madera o de hierro forjado, de forma que los diferentes ambientes parezcan, de un modo u otro, separados, aunque físicamente compartan un único espacio. Incluso con la disposición y distribución de los elementos principales, puedes crear este tipo de separación, utilizando los sofás o butacas como piezas que marcan la frontera entre los ambientes, por ejemplo.

Mobiliario

Elige mobiliario con cierto aire industrial, utilizando elementos de madera, hierro y piezas que recuerden también las usadas en las fábricas: ruedas, grandes relojes, estructuras de hierro acristaladas, etc: mesas de comedor con el sobre de madera, perfiles y patas de hierro, sillas de distintos diseños de hierro y madera originales, mesas de centro con ruedas, grandes lámparas que cuelgan del techo en interminables series repetidas, bancos y taburetes recuperados…

Estructura vista

Muestra la estructura original de la vivienda: vigas en el techo, paredes de piedra, grandes ventanales tipo guillotina  y columnas; respeta y realza las estructuras permitiendo que éstas se integren totalmente en la decoración del espacio. ¡nunca intentes ocultarlas!

Pavimentos

Elige pavimentos continuos como el micro-cemento o los suelos de resina epoxi, para crear un efecto industrial muy favorecedor. Descubre todas las claves de los pavimentos de resina en nuestro artículo Pavimentos de resina: los nuevos suelos continuos.

En definitiva: en los lofts actuales se mezcla el confort y la esencia de lo actual y moderno con la nostalgia de lo antiguo, de forma que se consigue crear espacios cómodos muy contemporáneos, en los que todavía permanece y se reserva un espacio privilegiado para el arte y la cultura, además de preservar y fomentar la flexibilidad para evolucionar y cambiar, en función de las necesidades de quien vive en ellos. Unos auténticos afortunados.

¿Te gustaría vivir en un loft? ¿Te gusta el estilo industrial? Explícanoslo en la sección de comentarios.

 

Foto de la portada vía polaroidcupcake.blogspot.com

 

No hay comentarios

Publicar un comentario