Diferencias entre suelos de microcemento, cemento pulido, linóleo y resina epoxi

Microcemento o cemento pulido versus resina o linóleo: encuentra las 7 diferencias.

¿Qué suelo puedo instalar en mi vivienda? Si estás pensando en hacer unas reformas en casa, puede que te hayas planteado la posibilidad de apostar por una de las nuevas opciones en pavimentos. Nos referimos a los suelos de tendencia como el microcemento, cemento pulido, resina o linóleo, básicamente. Las propuestas que han revolucionado el panorama de los pavimentos, propuestas innovadoras, cuyas prestaciones y acabados los ha convertido en algunas de las opciones más utilizadas.

En muchas ocasiones conocer la diferencia entre un tipo de material u otro puede resultar más difícil que encontrar las siete diferencias de los pasatiempos dominicales y, si hablamos de los tipos de suelos más actuales, la cosa se complica todavía más. Es interesante conocer estas diferencias ya que también se traducen en diferencias de precios cuando solicitamos el presupuesto reforma de nuestra vivienda.

Diferencias entre el microcemento y el cemento pulido

 

Microcemento

-Por un lado, el microcemento es un tipo de revestimiento que se puede aplicar tanto como pavimento o revestimiento, en paredes o en suelos, cuenta con un espesor aproximado de entre 2 y 3 mm, no necesita juntas y no se fisura.

-Se adhiere perfectamente a cualquier material y se aplica mediante llana de acero o de goma, ideal para crear espacios continuos, sin juntas de dilatación.

Cemento pulido

-El cemento pulido necesita juntas de dilatación, aproximadamente cada 4 ó 5 metros de distancia y se utiliza básicamente como tratamiento superficial de la losa de hormigón endurecido, hecho que lo convierte en un material muy pesado, no recomendado para utilizar en viviendas situadas en pisos altos.

-El cemento pulido se utiliza especialmente en obras de características industriales en las que habrá cargas elevadas para el pavimento (naves industriales, centros comerciales, garajes…), mientras que el microcemento se utiliza en ambientes domésticos de todo tipo gracias a su peso ligero y gran resistencia.

En resumen

Los suelos de microcemento se han convertido en una de las mejores opciones para diseñar espacios de estilo contemporáneo o industrial. Entre sus ventajas, podemos destacar que se puede aplicar directamente sobre el suelo existente, de modo que se reducen los escombros y el tiempo de la reforma. Una alternativa perfecta para los amantes de los espacios de estilo actual.

 

Diferencias entre los suelos de resina y los de linóleo

 

Linóleo

Tal y como te contamos en nuestro artículo Linóleo, la revolución ecológica para los suelos del siglo XXI, el linóleo está conformado por componentes naturales hecho que lo convierte en un material ecológico, respetuoso con el medio ambiente. Su componente principal es el aceite de linaza mezclado con otros materiales como piedra molida o harina de madera, entre otros.

-Encontrarás gran variedad de diseños para suelos de linóleo, acabados que imitan otro tipo de materiales, una gama muy amplia de color y formatos distintos de baldosas para combinar entre sí.

Resina epoxi

-En cambio los suelos de resina epoxi se componen de un polímero que recubre un suelo o una base existente, a partir de un estado semi-líquido que se transforma en un material sólido, duro y muy resistente, al mezclarse con un agente catalizador.

-Los suelos de resina epoxi se distinguen por un acabado y color uniforme, muy parecido al de la pintura. Encontrarás una variedad de colores muy superior a los del linóleo que podrás elegir dentro de la carta de color RAL y podrás elegir entre un acabado mate, satinado o brillante. Si escoges un suelo de linóleo en formato rollo disfrutarás de una superficie continua, sin juntas, igual que en el caso de los de resina epoxi.

 

Diferencias en la instalación de los suelos de resina o linóleo

 

-Los pavimentos de resina epoxi son unos suelos autonivelantes que se pueden colocar fácilmente sobre cualquier tipo de suelo original mientras que los de linóleo deben instalarse sobre una superficie preparada y bien nivelada.

-Los suelos de resina se vierten directamente sobre el pavimento original en estado líquido, que se autonivela y crea una superficie perfectamente lisa y plana y los de linóleo, al tratarse de un material flexible, se coloca sin obras, factor clave para reducir el tiempo de instalación y el coste final.

Aunque visualmente pueden resultar muy parecidos, también existen algunas diferencias en cuestiones de mantenimiento y limpieza que te ayudarán a decidirte por uno u otro. Sea cual sea tu elección definitiva, ¡el resultado será siempre espectacular!

¿Cuál de todos estas opciones sería el material que elegirías para colocar en tu casa?

Foto de la portada vía revistaad.es – Foto Gonzalo Machado
No hay comentarios

Publicar un comentario