Claves para decorar con acierto tu patio rústico

Sabemos que prácticamente has olvidado del todo las vacaciones estivales pero, si eres de aquellos afortunados que cuenta con un patio interior o exterior, por pequeño que sea, no lo descuides y aprovecha el buen tiempo que todavía podemos disfrutar, creando un pequeño refugio verde que te permita disfrutar de la luz del sol. Porque quien tiene un patio, tiene un tesoro, te vamos a enseñar cómo decorar tu patio rústico para convertirlo en tu oasis de paz y relajación, con encanto.

Verde que te quiero verde: patio rústico repleto de plantas y flores

Empieza con la vegetación, cualquier patio rústico que se precie deberá contar con una cantidad de plantas y vegetación importante, para recrear un ambiente en pleno contacto con la naturaleza, aunque estés viviendo en el centro de una gran ciudad.

En tiestos individuales o grandes jardineras, procura que se vea un espacio verde y frondoso utilizando las plantas que mejor se adecuen a las condiciones climáticas del lugar donde vivas. Si además, puedes añadir una fuente, crearás un patio rústico cargado de personalidad y estilo.

No dejes de inundarlo de plantas aromáticas que le darán color y cuyos aromas te transportarán a recuerdos de inolvidables vacaciones, campo y mediterráneo.

 

Mobiliario: materiales, texturas y estilos

El mobiliario que utilices para decorar tu patio rústico será también un aspecto fundamental: elige piezas fabricadas en materiales naturales como la madera o las fibras vegetales para diseñar una zona de comedor de exterior o un área de descanso, con unos sillones o, si dispones de más espacio, con unos confortables y mullidos sofás. Procura, en cualquier caso, que los elementos que dispongas puedan soportar correctamente la intemperie, sin que tengas que recoger y guardar el mobiliario del patio rústico, cada vez que se acerque el mal tiempo.

Las piezas de hierro te ayudarán también a recrear un espacio de estilo rústico, su característico envejecimiento te permitirá disfrutar de un rincón cargado de romanticismo.

Si tienes suficiente espacio para colocar una zona de estar de exterior y necesitas equiparla con cojines para que resulte más confortable, procura elegir un tipo de tejido que resista la intemperie o necesitarás disponer de una zona de almacenaje, en la que guardar los tapizados y así evitar que se estropeen.

Un huerto, el mayor lujo

Si te gusta la jardinería y la horticultura no dudes en instalar un pequeño huerto urbano para disfrutar de tus propias hortalizas frescas, a diario. Encontrarás muchos modelos que se adaptarán a la estética de tu patio rústico.

Estilo en los complementos

Y nunca te olvides de los detalles y complementos; elige accesorios en vidrio rústico, hierro, madera recuperada o barro cocido para faroles, porta velas, jaulas o jarrones, son la clave para que tu patio rústico se convierta en un espacio exquisito, que querrás disfrutar en solitario o compartir con la familia y amigos para recordar los mejores momentos del verano que hemos dejado atrás.

¿Cómo decorarías tu patio? ¿Prefieres el estilo rústico o escogerías uno de corte contemporáneo? Explícanoslo en la sección de comentarios.

 

Foto de la portada vía Unsplash.com – Foto ©Josh Wilburne

 

 

No hay comentarios

Publicar un comentario