pavimentos de resina para exterior e interior

Pavimentos de resina: los nuevos suelos continuos

Si has decidido hacer algunas obras de mejora en tu casa, es bastante probable que decidas cambiar el suelo y ya sabes lo que pasa… Probablemente se trata de uno de los elementos que genera más molestias e inconvenientes pero, ¿has pensado en instalar algunos de los pavimentos de resina epoxi que existen el mercado? Una de las mejores opciones para renovar el suelo de tu casa de forma sencilla, rápida, económica y, sin apenas levantar polvo.

¿Qué son los pavimentos de resina epoxi?

Seguro que en más de una ocasión te habrás fijado en los suelos de los garajes, algunos hospitales o en los de una cancha de baloncesto, por ejemplo, eso son pavimentos de resina. Un polímero que recubre un suelo o una base existente, a partir de un estado semi-líquido que se transforma en un material sólido, duro y muy resistente, al mezclarse con un agente catalizador.

La tendencia actual de instalar suelos continuos, como el micro-cemento, convierte a los pavimentos de resina en una de las opciones más demandadas. De hecho, los pavimentos de resina están desplazando al cemento continuo como propuesta ideal para obras de reforma en las que se pretende aportar cierto aire de carácter industrial. ¡No dejes de incorporarlo en tu presupuesto reforma para valorar su coste frente a otras opciones como el linóleo o el microcemento!

Aunque no se trata de ninguna novedad, ya que los pavimentos de resina se utilizan desde la década de los 60, su uso se limitaba especialmente a espacios industriales o comerciales: desde hace unos años su aplicación se ha extendido también a los interiores de viviendas, ayudando a potenciar el estilo contemporáneo y urbano, tan presente en el sector del interiorismo del siglo XXI.

¿Cuáles son las ventajas de los pavimentos de resina epoxi?

Este tipo de suelos se caracterizan por su poder adhesivo sobre infinidad de pavimentos preexistentes, -lo puedes instalar sobre hormigón, madera, baldosas cerámicas, etc-, cuentan con una inflamabilidad casi inexistente y resultan ideales para cubrir suelos interiores o exteriores con irregularidades y socavones. Esto se debe a que la aplicación se produce en estado semi-líquido lo que se adapta a cualquier tipo de suelo, cubriéndolo completamente, dejándolo totalmente liso y nivelado. Además, el espesor que genera es muy reducido. Es impermeable, antideslizante y resistente a los rayos del sol.

Al no tener que quitar el pavimento existente, su aplicación es rápida y sencilla además de económica, ya que te puedes ahorrar el coste de retirada del suelo antiguo.

¿En qué espacios se pueden instalar los pavimentos de resina?

Puedes utilizarlo en espacios interiores y exteriores, además de elegirlo para cubrir el suelo de cocinas y baños, ya que su resistencia a la condensación y la humedad, los convierte en la opción perfecta para este tipo de estancias cuyas características atmosféricas son tan complejas. En el caso de los baños, además puedes utilizar el suelo de resina epoxi para cubrir el interior de la bañera o la ducha, ya que también resulta altamente resistente al agua.

Si cuentas con un elemento estructural, tipo una escalera, también puedes cubrir los peldaños con pavimento de resina y así crear un efecto de continuidad total.

Si quieres huir de los colores neutros, tienes la posibilidad de colocar pavimentos de resina en infinitas opciones de color que te permitirá utilizar el suelo como un elemento decorativo más, en armonía, -o contraste, como prefieras-, con el resto de tonalidades elegidas. Podrás elegir además entre distintos acabados, mate, satinado o brillante e introducir diseños originales y muy sorprendentes realizados con todo tipo de dibujos y motivos.

¿Cómo se aplican los pavimentos de resina epoxi?

Debes tener en cuenta que el tiempo medio de secado de los pavimentos de resina es de unas 8 horas, aunque dependerá en cualquier caso del área a cubrir y del espesor necesario que se genera para que la cobertura sea perfecta. En cualquier caso, un profesional cualificado te ayudará a definir todos los aspectos que deberás tener en cuenta.

Si eres un poco atrevido y manitas incluso tú mismo puedes aplicar el suelo de resina en tu casa. Encontrarás dos tipos de envases superpuestos: en uno se almacena la resina y en el otro, el endurecedor o catalizador. Será necesario que lo mezcles concienzudamente antes de aplicar, ya que no funcionan por separado. La mezcla de los dos componentes tiene una vida limitada, ya que endurece, se vuelve inservible y hay que desechar la mezcla, por lo que si te pones a ello, no te distraigas, no lo podrás hacer por capítulos. La capa de pintura que se obtiene es elástica y se adapta a todas las irregularidades de la superficie.

Te recomendamos que apliques dos manos de la mezcla con un rodillo de lana. Entre una y otra capa, deja que pasen unas 24 horas para que el secado sea perfecto. En cuanto hayas aplicado la segunda capa, es preferible que no pises la superficie a la que has aplicado el pavimento de resina, al menos durante dos días (aprovecha para escaparte a aquel destino cercano, que tanto deseas…), así la pintura se adherirá y solidificará totalmente. Utilizando esta técnica podrás renovar el aspecto del suelo de tu casa de forma sencilla y muy efectista, añadiendo personalidad y carácter a cada espacio.

¿Qué tipo de mantenimiento precisan los pavimentos de resina?

Otra de las ventajas de instalar este tipo de suelos es la facilidad de limpieza y mantenimiento. Tan sólo necesitarás utilizar un detergente neutro y suave y un paño húmedo para mantenerlo impecable.

¿Te gusta la imagen de los suelos continuos?, ¿Te atreverías a instalarlos en tu casa? Cuéntanoslo en la sección de comentarios.

Foto de portada vía gallery.housesawards.com.au
No hay comentarios

Publicar un comentario