Pedir presupuesto de reforma. Pasos previos.

Ha llegado el momento de solicitar el presupuesto de reforma y no sabes por dónde empezar. ¿A qué profesional tengo que acudir?, ¿Cuántos presupuestos necesito para elegir correctamente?, ¿Cómo los comparo?, te preguntas. Seguro que ante la petición de un presupuesto reforma, te surgen estas y otras cuestiones que te hacen dudar. Vamos a tratar los pasos previos a realizar para evitar que sufras dolores de cabeza. Entra en You Can Deco app y configura un presupuesto reforma para cualquier espacio de tu vivienda, en un par de clics y completamente gratis.

Has decidido finalmente cómo te gustaría reformar tu nueva casa, quizás se trata únicamente de una rehabilitación parcial, -aquellas pequeñas obras que aparentemente no parecen demasiado complicadas- o, por el contrario y tras estudiar a fondo nuestras propuestas de Cocina abierta al salón-comedor o Dormitorio con baño integrado, has decidido que quieres empezar prácticamente de cero.

Para empezar, debes tener en cuenta lo siguiente:

 

1-Realiza un análisis previo de todo lo que no acaba de convencerte respecto a tu nueva vivienda. Una sencilla lista te permitirá concretar lo que no te gusta, para evitar que te olvides de aspectos de los que te arrepentirías no haber mejorado, durante la rehabilitación.

2-Anota las paredes que desearías que desaparecieran para crear espacios diáfanos (de nuevo, te invitamos a consultar nuestro post Pared maestra, ¿la tiro o no la tiro?) De este modo, cuando consultes directamente con el técnico elegido, éste podrá conocer e identificar qué trabajos se deben realizar.

3-Identifica claramente cómo te gustaría que quedara la reforma, además de tener en cuenta la totalidad de trabajos a realizar, para evitar posibles modificaciones que encarecerían el precio pactado del presupuesto elegido.

4-Marca prioridades. Si lo haces, podrás realizar cambios en función de las necesidades, ya sean por criterios estéticos o económicos. Determina qué es imprescindible y qué decisiones son fruto de un capricho. Podrás jugar con ello y completar un presupuesto de reforma mucho más preciso y real.

5-Tener en cuenta el tipo de materiales que desearías instalar. Tenlo claro, si estudias previamente cuáles son los entresijos de una obra, podrás hablar con propiedad y entender lo que el profesional pretende aplicar. Tampoco es necesario que sufras, no hace falta que estudies una larga carrera ni un doctorado, tan sólo necesitarás estar un poco al día y eso, gracias a las herramientas que internet ofrece, no es tan complicado.

¡En cuanto hayas aclarado estos puntos podrás ponerte manos a la obra!

Si quieres que todo resulte más sencillo, cuenta con algún técnico, -diseñador de interiores o arquitecto-, para que realice un proyecto detallado, de modo que puedas identificar el tipo de calidades, posibilidades y soluciones técnicas que te ayudarán a mantener un coste reducido o adaptado al presupuesto de reforma que tienes en mente.

 

Evitarás cargos extraordinarios sobre el precio inicial. De hecho, en el caso de rehabilitaciones de gran envergadura, sería necesario contratar los servicios de un interiorista o arquitecto para evitar quebraderos de cabeza, además de  conseguir agilizar el proceso. Ellos mismos son los que coordinarán el proyecto y buscarán a los profesionales que llevarán a cabo los distintos trabajos en el tiempo previsto.

En el caso de obras menores, podrías solicitar los servicios de un aparejador y centrarte en el proceso decorativo que podrás llevar a cabo tú mismo, sin dificultad.

 

¿Qué necesito saber para pedir un presupuesto de reforma?

 

Te contamos cuáles son las claves para no equivocarte. Seguramente te estarás preguntando: ¿por qué necesito identificar los trabajos que quiero realizar y el tipo de calidades?

La respuesta es muy sencilla: de este modo te resultará más fácil entender por qué, al pedir varios presupuestos, el precio final es tan diferente de una empresa a la otra.

 

Lo mejor es pedir, por lo menos, tres presupuestos de reforma a empresas distintas. Aunque generalmente los precios que obtengas serán, en definitiva, muy similares, podrías encontrarte con alguna diferencia substancial que te haga dudar. Si entre los tres presupuestos solicitados distingues uno sorprendentemente bajo, debes preguntarte por qué. Seguramente se debe a que en éste no se incluya la realización de alguno de los trabajos pedidos o que las calidades sean más bajas que las requeridas.

También podría ser que el presupuesto de reforma más elevado incluya calidades superiores a las solicitadas por lo que deberías consultarlo directamente con ellos  para que te lo aclaren definitivamente.

 

¿Cómo comparo los presupuestos?

 

Te acaban de llegar los tres presupuestos solicitados. Tienen que estar totalmente desglosados por partidas en las que se incluyan los materiales que se utilizarán, calidades, acabados y por supuesto, precios. Analízalos uno a uno, por separado y revisa si te han detallado todo lo que has pedido. Piensa que no siempre el presupuesto de reforma más económico acaba convirtiéndose en el más rentable. No tomes este tipo de decisiones de forma precipitada!!

Cuando te hayas decidido, comunícalo a todas las empresas, incluso a las dos descartadas. A continuación, deberás solicitar a la empresa de reformas que hayas elegido la siguiente documentación:

1-Solicita a la empresa su adhesión al Registro de Empresas Acreditadas (REA), seguro de responsabilidad civil, etc.

2-Pide la documentación sobre los trabajadores que intervendrán en la rehabilitación, así podrás comprobar que están dados de alta y han realizado los cursos en prevención de riesgos laborales, etc.

3-Compromiso de finalización de todos los trabajos.

4-Firma del contrato en el que deben estar detalladas las formas de pago y el presupuesto aceptado.

Es necesario que tengas en cuenta que nunca deberás abonar partidas que no estén realizadas, aunque se te pedirá una provisión de fondos que tendrás que pagar tras la recepción del documento que lo acredite.

 

Apuntes You Can Deco:

El proceso de planificación, selección de profesionales y presupuestos puede ocuparte entre dos y tres meses y el tiempo estimado de duración de las obras de rehabilitación, -dependiendo fundamentalmente del tipo de intervención, de la superficie, si será necesario modificar las instalaciones o colocar una nueva solera de base, etc.-, para una reforma integral de una vivienda, entre tres y cinco meses, para renovar la cocina o el baño, aproximadamente un mes o para instalar un suelo laminado entre 2 y 3 semanas.

Una buena infusión relajante, un poquito de yoga y mucha ilusión te ayudarán a soportarlo sin estresarte.

 

Foto de portada vía Unsplash – Foto © Alejandro Escamilla
No hay comentarios

Publicar un comentario