Pintar azulejos en un abrir y cerrar de ojos

A la gran mayoría, se nos plantea a menudo la posibilidad de cambiar el aspecto de la cocina y el baño pero, ¿cómo podemos hacerlo sin que el presupuesto se nos dispare o sin meternos en obras molestas e interminables? Pintar azulejos es una de las grandes soluciones ya que, de una forma rápida y económica, podemos renovar el diseño de nuestra cocina o baño y, con los esmaltes de pintura para azulejos, se ha convertido en una tarea que podrás realizar, incluso en un fin de semana.

Para pintar los azulejos encontrarás productos específicos con los que podrás renovar fácilmente el aspecto también de bañeras y lavabos. Fíjate si eliges una pintura que precise la aplicación de una imprimación selladora.

 

En el caso contrario, si has elegido una pintura de aplicación directa, podrás aplicarla directamente sobre la superficie, sin necesidad de utilizar una capa de imprimación. Este tipo de esmaltes te ofrecen multitud de acabados y colores muy resistentes, ideales para reformar rápidamente cualquier espacio.

Para lavarlos, tan sólo necesitarás utilizar agua con jabón, evita los productos de limpieza abrasivos para que la pintura no se altere ni desgaste.
Antes de empezar a pintar los azulejos es importante que los limpies a fondo para que no queden restos de grasa, especialmente si lo vas a hacer en la cocina. Utiliza agua y jabón o algún tipo de producto desengrasante y sécalos correctamente, para que no quede ningún rastro.

A continuación, protege el mobiliario y accesorios que no puedas retirar, las superficies que quieras mantener sin pintar, los interruptores y los enchufes; así evitarás que se manchen.

Materiales para pintar azulejos:

 

1- Rodillo de pelo corto para las superficies de grandes dimensiones, (si tienes que pintar los azulejos de zonas altas, elige un rodillo con mango extensible).

2-Una paletina o brocha para zonas de pequeñas dimensiones y esquinas.

3- Una cubeta para la pintura.

4- Pintura especial para azulejos

 

Cómo pintar azulejos paso a paso:

 

1- Añade la pintura en la cubeta, mezclándola a fondo y empieza a pintar con la paletina o la brocha, las zonas limítrofes de la superficie total que quieras pintar, las esquinas y rincones a los que no podrás acceder con el rodillo.

2- A continuación, aplica la primera capa de pintura para azulejos con el rodillo haciendo movimientos en vertical y horizontal, para queden marcas. Espera 24 horas para que se seque.

3- Cuando la superficie esté seca, aplica otra capa de pintura, también en las juntas. Si prefieres que las juntas sean de otro color, puedes utilizar los rotuladores de juntas, una herramienta muy fácil y utilizar, con la que conseguirás que la renovación sea impecable.

¡Listo! Ahora sólo te queda añadir pequeños detalles decorativos y ¡a disfrutar de tu nueva cocina o baño!

¿Preparado para reformar tu cocina o baño? ¿Te atreverías a cambiar el estilo de estos espacios pintando tú mismo los azulejos viejos?

Foto de la portada vía Pixabay.com – Hauswand Portugal

 

 

No hay comentarios

Publicar un comentario