Pintura fotocatalitica como arma para eliminar bacterias como los cazafantasmas

Pintura fotocatalítica: cazabacterias al poder

¿Tienes las suerte de tener un baño espacioso con grandes ventanas que dan a un jardín lleno de árboles? ¿Complicado verdad?…. La gran mayoría, disponemos de baños medianos o más bien pequeños, muchas veces sin salida exterior, que ventilan poco y acumulan humedad. Optar por revestir las paredes de estos espacios con pintura fotocatalítica es una solución rápida y sencilla que nos permite luchar contra las bacterias y los malos olores que se acumulan en espacios que no ventilan bien o por los que pasa muchas gente.

Pintura fotocatalítica para mejorar la calidad del aire en grandes instalaciones

Puede que no hayas oído hablar mucho de la pintura fotocatalítica porque tiene un precio más elevado que la pintura estándar. Sin embargo, se recomienda para todo tipo de espacios mal ventilados o dónde pueda condensarse la humedad pero sobretodo, en espacios como hospitales, bares, gimnasios, todo ellos espacios expuestos a malos olores, bacterias y microorganismos que pueden ser perjudiciales para la salud. Este tipo de pintura aporta un valor diferencial en cuanto a calidad de vida ya que nos ayuda a purificar el aire que respiramos en nuestras casas, del mismo modo que lo hacen las plantas con la fotosíntesis.

Cuando te plantees reformar integralmente tu baño, piensa en incorporar esta opción de pintura fotocatalítica a tu presupuesto reforma para valorar cuantas paredes puedes pintar con este tipo de pintura que mejora ostensiblemente la calidad del aire que respiras en tu baño.

Fotocatálisis

Mediante una reacción química natural llamada Fotocatálisis (una reacción de oxidación que se produce cuando coinciden tres factores: dióxido de titanio, oxígeno y luz, ultravioleta o luz visible) se neutralizan los óxidos de nitrógeno, uno de los gases más contaminantes de las ciudades. Además de eliminar los gases contaminantes también repele los malos olores y esto le otorga un gran valor añadido como revestimiento cuando tenemos que reformar baños o cocinas.

Además, el proceso es muy sencillo ya que se activa con luz natural pero también con luz artificial y después de esta reacción química, la sustancia contaminante se transforma en un polvo que se deposita en el suelo. Éste se mezcla con el habitual polvo que se genera en una casa que luego se barre o aspira sin ningún tipo de problema. La ventaja es que al caer al suelo, el polvo causado por los gases contaminantes no puede llegar a respirarse.

¡Que se preparen las bacterias porque con una simple brocha y pote de pintura las podemos erradicar de nuestro hogar! Y si además, ponemos plantas interiores que potencien esta purificación del aire disfrutaremos de una mejor salud.

En cualquier caso, no dudes consultar a un profesional para que resuelva absolutamente todas tus dudas, ¡lo agradecerás ya que te ahorrarás imprevistos!

Foto de portada vía la película Ghostbusters

No hay comentarios

Publicar un comentario