recibidores pequeños mobiliario y colgadores

Decorar recibidores pequeños con estilo

Oscuro, interior y pequeño… así son la mayoría de los recibidores, el patito feo de casa pero, ¡no tiene por qué ser así! La decoración de recibidores pequeños puede ser todo un reto, pero nada es imposible, tan sólo necesitas aplicar unos sencillos trucos y ponerle un poco de ilusión para que tu recibidor luzca como se merece.

Piensa que aunque se haya convertido en un espacio por muchos olvidado, los recibidores pequeños, o los más grandes, son nuestra carta de presentación, siempre es lo primero que se ve y puede interpretarse como una extensión del estilo decorativo del resto de la vivienda. Además, se trata de la estancia que te da la bienvenida cuando llegas a casa, la que te recibe, antesala de tu auténtico refugio.

Para que los recibidores pequeños sean una buena carta de presentación procura seguir los siguientes pasos:

 

1. El recibidor debe reflejar tu estilo y gustos decorativos, además de estar en sintonía con el resto de la casa. Resultaría muy extraño que tu recibidor sea de carácter vanguardista y a partir de ahí nos encontráramos con estancias de estilo clásico o rústico, por ejemplo. Intenta que se cree un equilibrio y sensación de armonía entre el recibidor y el resto.

2. Aunque se trate de recibidores pequeños, éstos deben invitar a entrar, en cierto modo abrazarnos y darnos la bienvenida.

3. La decoración del recibidor debe ser funcional para permitirnos guardar o dejar aquellos objetos que consideremos necesario: dejar las llaves, correspondencia y el bolso, cuando llegamos a casa, repasar nuestro aspecto antes de salir, incluso, en algunos casos, se convierte en el lugar en el que dejamos el calzado, la ropa de abrigo o los paraguas.

4. Procura, siempre y en cualquier caso no llenarlo excesivamente de cosas, es importante que se vea despejado. Se trata de un lugar de paso, por lo que la decoración y el mobiliario elegido debe facilitar y permitir el tránsito sin impedimentos.

Ideas para decorar recibidores pequeños

 

Mobiliario ligero

Elige, preferiblemente, mobiliario ligero, de líneas rectas y poca profundidad: una pequeña consola o estante con cajones adosado a la pared, con un espejo apoyado en el sobre te permitirá dejar lo que necesites al llegar a casa o al irte.

Simetrías

Si te gustan los espacios especialmente ordenados, juega con la simetría; conseguirás huir de los espacios caóticos aportando equilibrio a la estancia, además de transmitir mayor sensación de amplitud. Crea bodegones y composiciones puramente decorativas sobre la consola o superficie que tengas disponible o utilizando una colección de jarrones de medidas importantes para vestir un rincón.

Colores

Utiliza colores claros y cálidos. Los tostados, blancos, beige y grises pálidos aportarán mayor luminosidad al espacio. Combínalo con colores más atrevidos, en los complementos. Marca una pared de acento utilizando pintura decorativa (te invitamos a repasar nuestro artículo Decorar con pintura decorativa para crear efectos sorprendentes) o, elige un papel pintado impactante con el que conseguirás añadir un toque de singularidad y estilo al recibidor.

Iluminación

Ilumina correctamente: utiliza un tipo de iluminación general que aporte la luminosidad necesaria para moverse correctamente y puntos de luz, ambientales y puntuales, para crear un efecto más cálido y acogedor.

¡No desesperes! Los recibidores pequeños también pueden convertirse en un espacio cargado de personalidad. ¡Manos a la obra!

¿Cómo es tu recibidor? ¿Cambiarías algo? Explícanoslo en la sección de comentarios.

 

No hay comentarios

Publicar un comentario